Buscar

Una entrevista con Carlos Rodríguez Furthmann - Selva Vins

Si eres uno de nuestros lectores habituales, estoy seguro de que te habrás dado cuenta de que te recomendamos vinos de Selva Vins. Desde que comenzó la Compañía en 2017 hemos ido siguiendo con mucho interés los primeros pasos de esta bodega. También he echado una mano en un par de cosechas y en la bodega.

Este artículo está basado en una conversación reciente que tuve con Carlos Rodríguez Furthmann, el enólogo de este proyecto único. Carlos se fue de Palma a los 22 años para vivir en la masía familiar en Biniali, donde tuvo su primer contacto con 240 cepas mixtas que había plantado su padre. Hoy, los vinos que crea Carlos están rompiendo todos los tabúes sobre el vino mallorquín y empujando a muchos de los productores locales a innovar de manera similar. Sus vinos comienzan su vida en un humilde garaje ubicado en el centro de Selva, pero luego pasan a adornar las mesas de algunos de los mejores restaurantes de Mallorca, París, Barcelona y más allá.

Iván: ¿Qué te hizo mudarte al campo para convertirte en un enólogo? Carlos: Siempre me interesó todo lo que tenga que ver con la naturaleza y el campo. Solía ​​trabajar en los bosques, en los campos, y también me ocupé de la casa de la familia.

En 2001 yo estaba se ofreció a trabajar para un gran proyecto en Bodegas Bordoy. Durante el día trabajé en el campo para Bodegas Bordoy y de noche trabajé en el campo para Bodegas Bordoy pasaría tiempo estudiando, aprendiendo sobre el cultivo de la vid y vinificación. Con el tiempo, y un poco por la fuerza, acepté conviértase en su enólogo.


Iván: ¿Crees que los vinos mallorquines son singulares? Carlos: Hay unos vinos mallorquines que son singulares y otros que no lo son. El hecho de que un vino se cree en Mallorca no es necesariamente un vino singular. Por otro lado, si se hace un vino con bastante respeto por los varietales locales y además se maneja con respeto en la bodega, entonces sí podría ser singular. Tenemos una isla única con uvas únicas que hay que tratar de forma diferente para crear un vino singular. Iván: ¿Qué importancia tienen para ti las variedades de uva mallorquina? Carlos: Tiene mucho valor el hecho de que no se pueda degustar un Prensal, Mantonegro, Callet o Giró Ros en ningún otro lugar del mundo. ¡¡Solo se cultivan aquí, en esta isla !! Las uvas llevan aquí tanto tiempo que se han adaptado a las condiciones climáticas y se han vuelto más fáciles de cultivar. También es posible trabajar con respeto por el medio ambiente, ya que las cepas varietales locales no necesitan ser tratadas con muchos productos químicos.

Iván: ¿Y las otras variedades de uva que todos conocemos? ¿Crees, por ejemplo, que Merlot y Cabernet son diferentes aquí? Carlos: Aparte del clima, no, no mucho. Si hiciste una cata a ciegas con vinos Cabernet o Merlot, dudo que pudieras discernir cuál es de aquí. Iván: ¿Qué variedad te parece más interesante y, en tu opinión, tiene mayor futuro? Carlos: Me encanta la uva Gorgollassa. Es totalmente diferente a cualquier otra uva tinta. Siempre digo que es como un 'Pinot Noir' mallorquín. Tiene un perfil único y el sabor recuerda a frutos del bosque, violetas y endrinas. La uva Gorgollassa produce un vino sutil, delicado y elegante, que no es la norma para un vino mediterráneo.

Iván: Creo que tus vinos tienen mucha personalidad. ¿Cómo se consigue un vino con tanta personalidad? Carlos: No es intencional. Hago mi vino de acuerdo con la forma en que me siento y la forma en que creo que debe hacerse, y el resultado final es lo que hay en la botella. Desde el principio mi enfoque ha sido crear los vinos que quiero, de la forma que quiero. Iván: ¿Sigues alguna tendencia enológica? Carlos: ¡Todo lo contrario! Me han etiquetado como "el loco" aquí en Mallorca. He logrado comercializar vinos que originalmente se consideraban impensables aquí. Por ejemplo, cosas como un clarete, un espumoso ancestral, fermentaciones espontáneas o el uso de una barrica de castañas durante el proceso de envejecimiento.


Iván: ¿Consideras tus vinos naturales? Carlos: No. La interpretación de Natural es diferente en todas partes. Algunas Asociaciones de Vinos Naturales consideran mis vinos naturales y otras no porque les agrego un poco de sulfito. Yo creo un vino según creo que se debe crear y no me meto en debates sobre si es natural o no. De esa forma también evito posibles problemas de etiquetado.

Iván: ¿Dónde ve la industria vitivinícola española en el futuro? Carlos: En términos de ventas y consumo estamos a años luz de otros países. La cerveza es el gran competidor y las ventas de vino han bajado. Sin embargo, hay una nueva ola de productores de vino que están cambiando la atención de las grandes cantidades a los productos de calidad. Aquí en Mallorca estamos algunos años atrasados, pero nos estamos poniendo al día rápidamente. Es bueno ver bodegas más pequeñas cuidando las variedades de uva autóctonas, así como la calidad, la singularidad y el énfasis en el carácter. Ivan: ¿A dónde vas desde aquí? ¿Algún objetivo futuro que le gustaría alcanzar? Carlos: Mi objetivo principal está hecho. Estoy haciendo mi vino y me gano la vida con él. Me encantaría viajar un poco más, pero me alegra saber que la gente ha aceptado mis vinos aquí y en el extranjero. Nuestro proyecto de futuro es construir una nueva bodega más grande entre nuestras viñas. También me gustaría que mi hija se hiciera cargo de la bodega cuando me jubile. Actualmente está estudiando para convertirse en enóloga, así que si toma las riendas mi felicidad sería total.

https://es.wineindustry.es/shop-with-us?Mallorca=Selva+Vins


Entradas Recientes

Ver todo